EXCURSIÓN POR LOS RÍOS Y CANALAES
de San Petersburgo EN 7 IDIOMAS

Rutas

A través de nuestro recorrido podrá ver en una hora todo el centro de San Petersburgo. Navegaremos por el principal río de la ciudad, el Neva, así como por ríos menores como el Fontanka, el Moika y el Canal de Invierno. Ante usted se ofrecerán vistas privilegiadas de grandiosos palacios, imponentes catedrales y puentes legendarios, mientras nuestra audioguía le informará sobre la fascinante historia de la ciudad, sus mitos y leyendas.

Desde el agua podrá ver:

El Palacio de Invierno

es el corazón de la ciudad. En este edificio magníficamente decorado vivieron en su día los zares rusos y aquí se decidió el destino de todo un imperio. Hoy en día sus pasillos dorados conservan tesoros artísticos de valor incalculable: la colección del Museo Hermitage, uno de los museos más grandes y famosos del mundo que ocupa varios de edificios situados a los largo de la orilla del río.

La Fortaleza de Pedro y Pablo

La edificación de esta fortaleza militar en 1703 daría inicio a la historia de San Petersburgo. Los tenebrosos calabozos de la cárcel que funcionó aquí hasta 1925 estaban reservados para presos políticos. La catedral dedicada a los apóstoles San Pedro y San Pablo, cuya aguja dorada alcanza los 122,5 metros de altura, acoge las tumbas de los zares de la dinastía de los Romanov.

Los Jardines de Verano

Se trata del primer parque de la ciudad construido por su fundador Pedro el Grande. Aquí tenía el zar una pequeña casa para sus vacaciones estivales. Los paseos y jardines llenos de flores estaban decorados con estatuas de mármol blanco y fuentes. Las fuentes fueron destruidas en el s. XVIII por una de las numerosas inundaciones que asolaron San Petersburgo a lo largo de sus tres siglos de historia. En 2013, durante las obras de restauración del jardín, se encontraron restos del antiguo sistema de irrigación y las fuentes actuales se recrearon de acuerdo al diseño original.

Catedral de la Sangre Derramada

Uno de los templos más famosos de San Petersburgo es la iglesia construida en el lugar exacto donde, en 1881, fue herido de muerte por una bomba el emperador Alejandro II. El autor del atentado, un revolucionario que pereció también en la explosión. La muerte del zar fue percibida por parte del país como una tragedia nacional. Y por ello con las numerosas donaciones recolectadas se decidió construir una iglesia conmemorativa siguiendo el estilo tradicional ruso. Durante la época soviética fue milagrosamente preservado y ahora, tras su restauración, funciona como museo.

Casa-Museo de Pushkin, Moika n.12.

El gran poeta Alexander Pushkin, considerado la figura más relevante de la literatura rusa, tuvo una vida brillante pero demasiado corta. Murió en 1837 a la edad de 38 años por una herida recibida en un duelo. La última casa en la que vivió en San Petersburgo, y de hecho en la que murió, es ahora un museo en memoria del poeta.

Precios y billetes

La excursión dura 1 hora